Categorías
Personal

Lo más difícil de estar sin pareja

Hace un año escribía en este mismo blog lo difícil que se había convertido mi relación de pareja y familia.

Hoy, actualmente divorciado y con una EX, es muy difícil mantener la mente fija en los objetivos personales, actualmente llevo terapia para tratar de superar este duelo sentimental, me ha sido de mucha ayuda pero poco a poco es más escaso el consuelo que siento.

Me he tratado de enfocar en las cosas que me gustan, aprender, videojuegos, tratar de convivir con otras personas (aunque la pandemia del COVID-19 no ayuda en nada).

Todos estos gustos solo llegar a ser satisfactorios por un pequeño momento, rapido me llego a aburrir de leer, de jugar o de platicar con alguien, me comienzo a desesperar y no me llama la atención.

La solución fácil sería adoptar nuevas actividades, pero repito gracias a la pandemia no se puede hacer nada. Ya hago ejercicio, ya me alimento sanamente, me trato de dedicar a lo que me gusta pero al final hay una constante que cada vez duele más y es la ausencia de mi esposa.

¿por qué me duele la ausencia de mi esposa?

La verdad es que ni yo lo tengo claro, la convivencia, la costumbre, el ego o cualquier otra cosa que esté dentro de mí cada vez hace el hueco más grande, y ni las cosas, ni las experiencias, ni las personas y lo peor ni siquiera yo he sido capaz de llenar.

Al principio consideré que era la culpa de no haber sido un buen esposo, y por supuesto que no lo fui; diciéndole tantas cosas que la hirieron y descuidando sus necesidades completamente, hoy en día me siento triste de no haber cumplido, sin embargo he aprendido de este mal rato que le hice pasar.

Ahora soy otra persona y se que no haría lo mismo de nuevo, por que he aprendido a como crear una sinergia para resolver conflictos, en vez de solo renegar y exigir como lo hacia antes.

Entonces si la persona que era ya no existe, ¿cuál sería el motivo para seguir sintiendo dolor?, no lo sé, al menos si supiera de dónde proviene podría empezar a comprenderlo y a tratar de vivir con ese origen.

¿que extraño de esa relación?

Por supuesto que no era la relación perfecta, no éramos la encarnación de la felicidad y la relación en pareja. A veces no teníamos temas de conversación, no nos gustaban las mismas cosas y mayormente no nos preocupabamos de nada, por que no le debíamos a nadie ni nos metimos con nadie.

Pero había algo, existía un modo de comunicarnos, había algo que por lo menos a mi me hacía seguir queriendo existir, que me daba un motivo de vida, que me daba una esperanza de que el mundo era un lugar bello para disfrutar.

Y no es que me haya descuidado, pero extrañamente hoy que escribo esto yo estoy a gusto con lo soy, con lo que trabajo y con lo que creo, pero ese espacio está ahí, ese espacio que solo era de ella.

¿que espero escribiendo esto?

La verdad solo lo hago para desahogar algo de lo que siento, porque puedo contarlo una y otra vez, decirlo a los cuatro vientos y aunque hay quien me aconseja, me apoya y cuida, nada de lo que he hecho hasta ahora ha sido contundente para superar este dolor.

Muchos me dicen que ella ya pasó página, que estoy mejor sin ella, que me falta conocer gente, que mi auto-estima, que bla bla bla. Yo espero que ella sea feliz, que esté con alguien con quien pueda crear hermosos momentos, que claro que esta mejor alejada de mí, que ya no soy más que un recuerdo.

Lo que me aqueja, es que me falta a mí, yo puedo seguir viviendo en modo zombie y creando las mejores experiencias para mí, pero hay un hueco ahí que nada, ni nadie lo ha hecho desaparecer, ni siquiera cubrir un poquito.

Eso se ha salido de mi control y aunque resisto, no se cuanto vaya a durar ni cuánto pueda soportarlo. Por mi podría aceptarlo y vivir con ello el resto de mi vida, SI TAN SOLO SUPIERA QUE RAYOS ES.